Celos en la pareja

Celos. Ese confuso, obsesivo e incluso paralizador sentimiento provocado por el miedo a que la persona que queremos prefiera a otra en lugar de a nosotros. La mayoría los hemos sentido en un momento u otro.

Una persona celosa suele desconfiar continuamente y vivir en un estado de alarma permanente que muy poco tiene que ver con el verdadero sentimiento de amor. 

Pero, ¿Cuál es realmente el origen de los celos?

Los patrones pueden ser muy diversos, pero la desconfianza, baja autoestima e introversión son algunas de las principales causas que producen ese sentimiento de temor. Sentimiento que, en muchas ocasiones, tiene su origen en nosotros mismos. En nuestras inseguridades. 

En nuestro centro de psicólogos en Alcorcón te ayudamos a explorar tú “yo” interior para fomentar tu autoestima y confianza. Eliminando el miedo a compararte con todo aquello que hay a tu alrededor. 

¿Son los celos una proyección de nuestra autoestima e inseguridades?

Trabajar nuestras inseguridades y equilibrarlas es esencial para lograr mantener una relación de pareja sana y estable. Siendo siempre conscientes de que la incertidumbre forma parte de la vida y debemos aprender a vivir con ella. No podemos controlarlo todo.

En nuestro centro de psicólogos en Alcorcón trabajamos para que construyas la confianza necesaria en ti mismo e identifiques los celos como un círculo vicioso, difícil de revertir,  pues no es más que una reacción a un escenario que aún no ha ocurrido y que de hecho, nunca podría llegar a suceder. 

 

¿Cómo salir de este círculo vicioso?

Al final los celos acaban retro alimentándose a sí mismos, nos hacen infelices e incluso nos hacen llegar a la idea de que la otra persona nos pertenece y está obligada a dedicarnos atención plena. 

Estas situaciones acaban por provocar desconfianza y conductas que alejan cada vez más a la pareja.

 

En nuestro centro de  psicólogos en Alcorcón te ayudamos a vencer este peligroso círculo, ¿cómo?

 

Reforzando herramientas como la comunicación y la confianza:

Para tener relaciones sanas es importante mantener “conversaciones incómodas”. No evitéis conversaciones importantes en pareja por miedo a la reacción del otro o porque os den pereza. Buscad el momento y lugar apropiados y quedar para hablar. Los problemas no se resuelven porque los dejéis al margen. Se resuelven cuando la pareja llega a un consenso y toma decisiones.

 

-Aprendiendo a gestionar la dependencia emocional: 

Nuestra pareja no debe convertirse en el centro de nuestro universo. Debemos entender que hay vida más allá de nuestra relación. 

 

-Aumentando la seguridad en ti mismo: 

Es crucial tener claro que mejorar tu autoestima no resolverá todos tus problemas de pareja pero te ayudará a enfrentarte con más fuerza y decisión a los obstáculos del camino. 

 

La psicóloga de Alcorcón Lidia Quindós, es especialista en terapia de pareja.