Saltear al contenido principal

TRATAMIENTO PARA
MANÍAS Y OBSESIONES

¿Qué es la manía?

La manía se diferencia de la obsesión en que la manía suele ser una acción que realizamos, habitualmente, de manera inconsciente; tal como mordernos las uñas o el labio, enroscar el dedo en el pelo o guardar cosas innecesarias, entre otras.

La manía se diferencia de la obsesión en que la manía suele ser una acción que realizamos, habitualmente, de manera inconsciente; tal como mordernos las uñas o el labio, enroscar el dedo en el pelo o guardar cosas innecesarias, entre otras.

¿Qué es la manía?

La manía se diferencia de la obsesión en que la manía suele ser una acción que realizamos, habitualmente, de manera inconsciente; tal como mordernos las uñas o el labio, enroscar el dedo en el pelo o guardar cosas innecesarias, entre otras.

La manía se diferencia de la obsesión en que la manía suele ser una acción que realizamos, habitualmente, de manera inconsciente; tal como mordernos las uñas o el labio, enroscar el dedo en el pelo o guardar cosas innecesarias, entre otras.

“Una manía u obsesión debe ser tratada cuando nos genera malestar o afecta a nuestro día a día, si no se ha contemplado tratarla antes.
Una manía u obsesión debe ser tratada cuando nos genera malestar o afecta a nuestro día a día, si no se ha contemplado tratarla antes.

¿Qué son las obsesiones?

Las obsesiones son ideas intrusivas que están fuera del control consciente del sujeto, que no acostumbra a aceptarlas. La persona con obsesiones no puede apartarlas de su pensamiento, a pesar de reconocer su carácter innecesario. El paciente reconoce las obsesiones como propias y las asocia con sentimientos negativos (por ejemplo, culpa).

LAS OBSESIONES SON IDEAS INTRUSIVAS QUE ESTÁN FUERA DEL CONTROL CONSCIENTE DEL SUJETO, QUE NO ACOSTUMBRA A ACEPTARLAS

¿Qué son las obsesiones?

Las obsesiones son ideas intrusivas que están fuera del control consciente del sujeto, que no acostumbra a aceptarlas. La persona con obsesiones no puede apartarlas de su pensamiento, a pesar de reconocer su carácter innecesario. El paciente reconoce las obsesiones como propias y las asocia con sentimientos negativos (por ejemplo, culpa).

Volver arriba

Send this to a friend