Saltear al contenido principal

Lo que hay que saber para superar los celos enfermizos

Los celos surgen en muchas personas de manera natural y son considerados un sentimiento negativo. Este fenómeno corresponde a un cúmulo de sensaciones desagradables del que cualquiera puede ser víctima o protagonista en algún momento, tanto dentro como fuera de una relación amorosa. Se dan entre amigos, pareja, familia, compañeros de trabajo y hasta con desconocidos.

CELOS ENFERMIZOS, LOS CELOS EN LA PAREJA, CELOS PATOLÓGICOS TRATAMIENTO, CELOPATIA

Los celos en la pareja pueden llegar a ser enfermizos y necesitar de un tratamiento. Para evitar que la celopatía controle tu relación, atento a estos 10 puntos.

Existen obras de expertos en todo lo relacionados a los celos como Celos: claves para comprenderlos y superarlos, de José María Martínez Selva, y Celos en la pareja, una emocion destructiva, de Enrique Echeburúa y Javier Fernández Montalvo, que son verdaderas fuentes útiles de información. De ellas pueden extraerse diez claves para afrontar los celos en la pareja:

 

Lo que hay que saber para superar los celos enfermizos

    1. Ten una actitud activa respecto a tus sentimientos. Si sientes que los celos te invaden, no te dejes llevar por la ira y la inseguridad. Es importante que sepas cómo quieres sentirte y busques las formas de transformar tus emociones para dejar atrás esas sensaciones negativas. Sabemos que puede ser complicado al principio, pero con esfuerzo y perseverancia cada vez será más sencillo.
    2. Recuerda otras situaciones similares de celos que hayas vivido y cómo las has manejado. Las primeras suelen darse en la infancia, cuando nace un hermano pequeño. En este momento se vive una experiencia conocida como la etapa del príncipe destronado, en la que el niño comprende que ya no es el centro de atención. También existen otras experiencias de celos menores como las que se dan por la atención de un profesor o de otros niños compañeros del colegio. Con el paso de los años, la llegada a secundaria, los primeros amores y los amigos íntimos, si no se ha aprendido a canalizar esos celos, pueden convertirse en celos enfermizos y ocasionar problemas en la adultez. Para evitarlo, recuerda qué hiciste para disminuir tus sensaciones negativas las últimas veces que sentiste celos y repetir aquello que te funcionó.
    3. Guarda tus sensaciones para ti. En la celopatía, la persona se siente sola en medio de gente que pueden ser enemigos en cuanto les dé la espalda. Un vecino que pueda traer un regalo a la familia pero en realidad esté pretendiendo a tu esposa, una amistad que se junta contigo para acercarse a alguien y te utiliza como instrumento… Si ya es duro lidiar con estos miedos, lo es más aún si todas esas personas saben que puedes pensar así. Pueden aumentar con facilidad las ideas de tipo paranoico y hacer que se les preste todavía más atención, por lo que hacer público todo lo que se piensa respecto a los celos con alguien puede ser contraproducente.
    4. Compártelo solo con personas concretas. Lo importante es trabajar a nivel interior las sensaciones negativas, no comentarlas una y otra vez para escuchar la respuesta de los demás. De hecho, hablar mucho de ello con tu pareja hará que condicione sus acciones y que ella se reste a sí misma libertad, empeorando el problema.
    5. Averigua en qué aspectos de tu relación te sientes más celoso/a. Puede ser solo en el ámbito sexual, puede ser en el compromiso que tu pareja tiene contigo, en la falta de confianza, en que prefiera hacer planes con otras personas antes que contigo… Hay partes de la relación en los que uno puede sentirse único para la otra persona y otras en las que no, y es importante saber reconocerlos para poder trabajar en ellos.
    6. Vuelve a acercarte a tu pareja. Hubo conversaciones, fórmulas, planes que fueron útiles para uniros en vuestros inicios y mejores épocas. Aprovéchalos, recuerda por qué quieres estar con ella y conquístala como ya te funcionó otras veces.
    7. Ten un objetivo que te permita evaluar si estás consiguiendo resultados. Por ejemplo, ir al próximo evento juntos, donde tu pareja conoce a muchas personas, y mantenerte sin alterarte cuando todos se acerquen a ella y no te preste demasiada atención. Cuando se acerque la fecha del evento quieres ser capaz de cumplir tu objetivo, así que evalúa las situaciones que te hacen sentir de manera similar y trabaja en controlar tus emociones para que hayan dejado de afectarte en el día clave.
    8. Mantente abierto, pero no temeroso, ante la posibilidad de una ruptura. Sea por una muerte o por una separación, todas las parejas se acaban. Es por ello que, aunque sea un hecho que no deseas, debes recordar que es una posibilidad y plantearte que luchas por mantener tu relación porque te gustaría seguir sintiendo que eres único/a para tu pareja, no porque la necesites. Puedes vivir sin ella, y luchas por ella porque quieres estar con ella, pero no es imprescindible para ti.
    9. Reduce lo máximo posible el consumo de drogas. El alcohol y la cocaína son las más presentes en el delirio celotípico. En ocasiones, los celos se utilizan utilizan como una excusa para explicar por qué una persona es dependiente. Cuanto más alejadas estén de ti, más sencillo es controlar los celos.
    10. Contacta con un psicólogo especialista en problemas de pareja si no consigues gestionar tus celos patológicos para un tratamiento. Trabajamos todos los aspectos mencionados más arriba y encontramos contigo aquellos otros que no se ven a simple vista. Con la guía adecuada, tú también los superarás.

lidia quindós ovide

Lidia Quindós Ovide

Tu psicóloga en Alcorcón

Consultas de psicología presenciales y consultas por Skype
Teléfono: 609098164
C/ Mayor 19, 3ºB. Alcorcón
Email: info@lidiaquindos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Abrir chat
Hola, soy Lidia. Si quieres consultarme algo estoy disponible
Powered by

Send this to a friend