Saltear al contenido principal

TERAPIA DE PAREJA

¿Cuándo acudir a consulta?

Cierto es que la falta de comunicación es un problema común a la mayoría de parejas que acuden a terapia, pero no suele ser el motivo principal por el que consultar con un profesional.

Cuando una pareja acude a terapia, asiste con múltiples dudas y, por lo general, ya han intentado buscar solución a sus problemas anteriormente.

Siempre se dice que cada persona es un mundo, y lo mismo debería aplicarse a las parejas y sus problemas porque lo que puede ser un problema para una pareja puede no serlo para otra, y viceversa. Además, en este caso, hay que diferenciar los problemas comunes a la pareja y los problemas individuales de cada miembro de la pareja que afectan a la misma.

Ejemplos comunes de problemas de la pareja pueden ser: celos por parte de ambos, dificultades sexuales, cambios de la situación familiar como el nacimiento de un bebé o la independencia de los hijos, etc. Por otro lado, están las dificultades por las que pasa cada miembro de la pareja en su día a día y que afectan a la pareja como pueden ser, el exceso de trabajo de uno de ellos, encontrarse parado laboralmente, una enfermedad, la situación familiar de uno de los miembros de la pareja, etc. que también son motivo de consulta a profesionales.

Así, en la mayoría de los casos se trabaja en dos niveles: en pareja e individualmente con cada miembro de la pareja.

¿Cuándo acudir a consulta?

Cierto es que la falta de comunicación es un problema común a la mayoría de parejas que acuden a terapia, pero no suele ser el motivo principal por el que consultar con un profesional.

Cuando una pareja acude a terapia, asiste con múltiples dudas y, por lo general, ya han intentado buscar solución a sus problemas anteriormente.

Siempre se dice que cada persona es un mundo, y lo mismo debería aplicarse a las parejas y sus problemas porque lo que puede ser un problema para una pareja puede no serlo para otra, y viceversa. Además, en este caso, hay que diferenciar los problemas comunes a la pareja y los problemas individuales de cada miembro de la pareja que afectan a la misma.

Ejemplos comunes de problemas de la pareja pueden ser: celos por parte de ambos, dificultades sexuales, cambios de la situación familiar como el nacimiento de un bebé o la independencia de los hijos, etc. Por otro lado, están las dificultades por las que pasa cada miembro de la pareja en su día a día y que afectan a la pareja como pueden ser, el exceso de trabajo de uno de ellos, encontrarse parado laboralmente, una enfermedad, la situación familiar de uno de los miembros de la pareja, etc. que también son motivo de consulta a profesionales.

Así, en la mayoría de los casos se trabaja en dos niveles: en pareja e individualmente con cada miembro de la pareja.

El objetivo es recuperar un sano equilibrio de cada una de las personas que componen la pareja

Para que puedan marcar ellos mismos el objetivo de su relación.

El objetivo es recuperar un sano equilibrio de cada una de las personas que componen la pareja

Para que puedan marcar ellos mismos el objetivo de su relación.

Volver arriba
Abrir chat
Hola, soy Lidia. Si quieres consultarme algo estoy disponible
Powered by

Send this to a friend